Un grupo de ocho simpático abueletes juegan por primera vez a Call of Duty: Advanced Warfare. Sus reacciones son únicas.

Estos ocho abuelos han dejado que les graben mientras prueban a jugar sus primeras partidas al Call of Duty. El resultado no tiene desperdicio. Como es lógico, el primer obstáculo con el que se enfrentan es aprender a usar el mando del juego.

En este caso se trata del mando de la Xbox, en la que jugarán a Call of Duty. Al principio se les ve inseguros al manejar el mando, saber qué hace cada botón y cómo se ejecutan las acciones. Otros se llevan un pequeño susto al ver la violencia aparecer en pantalla.

Poco a poco estas personas de tercera edad se van soltando con los mandos y comienzan a hacer sus pinitos en el campo de batalla. No todos son especialmente hábiles, los hay que dejan caer una granada ante sus propios pies y en lugar de apartarse se quedan quietos preguntando: “¿Eso que he tirado era una granada? Pero si la tengo en el pie, oh oh.”.

La mayoría se lían a tiros con sus propios compañeros de equipo. Y aquí tienen sus problemas ya que los nervios les impiden diferenciar a un amigo de un enemigo. Si van a alguien por ahí comienzan a disparar como locos.

Es un video divertido, no todos los días disfrutamos de un grupo de ancianos jugando a videojuegos. Además de reírnos con ellos, yo les aplaudo: son valientes que se animan a probar algo nuevo y no tienen miedo a hacer un poco el ridículo. Ese tipo de actitud de quien nunca ha jugado es de agradecer. ¡Abuelos del mundo, uníos a la batalla con el Call of Duty!

Una parte divertida es cuando uno de los abuelos grita de alegría pensando que acaba de dar a un enemigo. En realidad está viendo la repetición de cómo le han liquidado a él.

¿Has visto alguna otra vez a gente mayor enfrentándose a los mandos de un videojuego? Yo considero que es una experiencia refrescante. Es normal que sean torpes, para ellos es algo completamente nuevo. Pero no se cortan y a su manera lo intentan. Intentan entender el juego y participar. Al menos la mayoría, porque hay uno que es el típico que se limita a decir que no sabe y no hace ningún esfuerzo por aprender.

Pero los demás no son así. Las personas mayores participan y disfrutan a su manera del juego. Yo estoy encantado de ver a abueletes que se animan, que son divertidos y que demuestran que es un juego para todos. La violencia de los juegos no es para asustarse, es sólo un entretenimiento.

No deja de ser una anécdota, pero todos nos vamos haciendo mayores y cada día será más normal ver a gente de cierta edad jugando online. ¿O es que tu te vas a retirar del mundo del videojuego cuando cumplas cierta edad? ¿Te has planteado si cuando te jubiles te llevarás la consola contigo a Benidorm? Tal vez en lugar de jugar al bingo, en las casas del jubilado del futuro se jueguen campeonatos de Call of Duty. ¿O prefieres jugar a la brisca?

Ojo, que no es ninguna broma. Por ejemplo la Wii gusta mucho en las residencias de ancianos. Y es normal, la forma de jugar es intuitiva, y además su catálogo de juegos es perfecto para que jueguen en grupo y sin necesidad de ser excesivamente hábiles.

Y así se mueven, practican sus reflejos y les mantiene en marcha. Mucho mejor para su físico y para su estado de ánimo que estar sentados viendo la televisión.